De una forma progresiva, iniciando en zonas industriales y urbanas, la empresa de telecomunicaciones inaugura su red de 5G en el país a la vez que continúa operando sus redes 3G y 4G.

Esta década será marcada por 5G, una tecnología móvil que aumentará la velocidad de conexión, reducirá la latencia y multiplicará el número de dispositivos conectados. En este camino el gigante ya conectó los primeros 50 dispositivos móviles a la red.

‘En los próximos tres años desplegaremos 5G en los principales mercados del país, empezando por las ciudades más importantes. Con esto buscamos contribuir al desarrollo de un ecosistema que acelere los usos de estas tecnologías, para México y otras economías emergentes’, dijo Nicole Rodríguez, Vicepresidenta y Chief Technology Officer en AT&T México.

Además, lanzaron un nuevo laboratorio 5G en el país, Nicole resaltó que entre los principales desafíos para que el 5G se materialice está el espectro radioeléctrico, la fibra óptica y el desarrollo de dispositivos. Aseguró que la red no es nada si no existen dispositivos que la utilicen. Lo cual llevará su tiempo. Por eso es primordial el desarrollo de estos para contar con equipamiento y chips que puedan participar en nuevas tecnologías.